El auge de la economía novohispana

Panorama del período:

En 1700 se vivía un panorama de cambio pues Felipe V se convirtió en Rey de España, pero los reinos de la Corona de Aragón no lo apoyaron y comenzó la lucha por el trono entre Felipe V y el archiduque Carlos.

Después de 13 años de lucha ganó la Casa de Borbón (Felipe V) y comenzó una nueva era en España. Se instaló el absolutismo y desapareció el freno para el poder del rey y se controlaron los estados que habían sido rebeldes.

La economía de España se sustentaba en la minería colonial, extraía oro y plata de sus colonias y cada vez necesitaba más metales preciosos. Debido a esta necesidad se privilegió la minería de la Nueva España y se le quitaron impuestos mientras se afectaba a los comerciantes, dueños de haciendas y burocracia.

En el siglo XVII y XVIII la ciudad de México era la más importante de la Nueva España, pero otras ciudades crecían y se convertían en centros importantes de actividades económicas, políticas y culturales, Guadalajara, Mérida, Valladolid (hoy Morelia), Oaxaca y Puebla son ejemplos de esas ciudades en crecimiento.

El auge de la economía novohispana

Zacatecas, Guanajuato y Taxco crecieron gracias al auge de la minería. El desarrollo urbano y el auge del comercio local (el comercio a gran escala era privilegio de la ciudad de México) permitieron que se fortaleciera la economía interna de la Nueva España.
La población tuvo un crecimiento importante pues aumentó el número de de migrantes de comerciantes que venían de la Península (recuerda que España sufría la invasión francesa), y las epidemias que habían diezmado a la población ya estaban superadas así que los nacimientos proliferaron. Este crecimiento se dio tanto en el campo como en la ciudad.
Para llevar los metales preciosos, como la pata, a España, se crearon redes comerciales internas, se construyeron caminos reales, caminos de herradura y caminos de arrieros. Estas rutas también permitían que las mercancías traídas de Europa llegaran al interior de la Nueva España. La mercancía llegaba por los puertos de Acapulco, Veracruz y Tampico y de ahí se distribuía al interior.A partir de 1740 el auge de la economía novohispana es evidente.

En 1778 se dictaminó la práctica de comercio libre y esto provocó una gran abundancia de mercancías españolas, bajaron los precios y el mercado interno se fortaleció.
La minería fue el sustento de la bonanza económica que se da en Nueva España durante el siglo XVIII. La metrópoli no quería invertir en el desarrollo industrial de las colonias para privilegiar la industria española. Aún así hubo un desarrollo principalmente de la industria textil, ya que los mestizos y negros no tenían acceso a los productos importados. Se desarrollaron centros llamados obrajes, donde se confeccionó tela, sombreros, calzado, vidrio y hasta pólvora.
La Iglesia católica tuvo un gran poderío en la Nueva España pues, además de realizar labores religiosas estaba encargada de la educación superior, de hospitales, hospicios y tenía un gran poderío económico, la población estaba obligada a pagar un diezmo y, además la Iglesia ejercía un poder moral sobre los indios.
¿Te sirvió la información? compártela con tus amigos, ellos también necesitan hacer su tarea.

3 ideas sobre “El auge de la economía novohispana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *