Para nadie es un secreto que estos días que toca vivir se han convertido en momentos de incertidumbre, malos pensamientos y agotamiento mental y físico. Pero qué mejor manera de sobrellevar esta situación que distrayendo la mente al mismo tiempo que se aprende.

Con la intención de ayudar a muchas personas a formarse mejor para enfrentar los nuevos retos que vendrán, algunos portales de e-learning han implementado una nueva metodología de descubrir otros idiomas, particularmente el más solicitado: el inglés.
De esta forma, puedes aprender al mismo tiempo que disfrutas con profesores expertos en la lengua que más se usa a nivel mundial.

Una oportunidad en tiempo de crisis

Dicen que en medio de la tormenta es cuando se presentan las mejores oportunidades para crecer y fortalecerse.

A partir de esa premisa, muchas empresas se han dado a la tarea de implementar nuevas maneras de aprendizaje. Tal es el caso de estas plataformas online a las cuales puedes recurrir a aprender inglés a través de clases sencillamente desde la comodidad de tu hogar con maestros especializados en la materia.

Las técnicas modernas para abordar cualquier idioma desconocido ofrecen el concepto de aprender hablando.

Así que es momento de olvidarse de las aburridas clases donde lo único que te enseñaban eran las diferentes formas del verbo to be. Hoy en día, el desarrollo en una reunión de trabajo o cuando vuelvas a viajar es más interesante que solo conocer algunos conceptos básicos de gramática y ortografía.

Mientras el mundo debe mantenerse en casa para poder salir de una situación tan difícil como la que actualmente se está viviendo, muchos apuestan por el enriquecimiento intelectual y ofrecen cursos, talleres y clases de manera virtual y gratuita con el único propósito de ayuda a ser mejores seres humanos.

Por eso este es el momento justo para aprender a hablar en inglés. Y qué mejor manera de hacerlo que con profesionales que prefieren seguir enseñando y gracias a la tecnología pueden transmitir sus conocimientos de manera remota.

El inglés es uno de los idiomas más destacados en todo el mundo y, en una era de alta globalización, se ha hecho casi indispensable para cualquiera. Aprovecha la oportunidad para adoptarlo como una segunda lengua.

Cómo es el aprendizaje

Con el apoyo de los equipos tecnológicos de casa (un ordenador, un móvil inteligente, tablets o portátiles) y con una conexión a internet, podrás iniciar tu proceso de aprendizaje sin tener que salir de casa. Y es que una iniciativa como esta, solo es posible gracias a personas que están dispuestas a ayudar a otros.

El proceso de enseñanza es un poco diferente comparada con la de un aula común, ya que se debe hacer uso de los elementos que se tienen a mano para que se convierta en una experiencia de aprendizaje entretenida para todas las edades.


Desde un profesor online que ayudará al estudiante a pronunciar de manera correcta con frases preestablecidas, hasta juegos, tareas, canciones e incluso algunos programas televisivos. Todo es válido para ayudar a reforzar los conocimientos y hacer de la enseñanza un mundo fascinante para quien quiere aprovechar el tiempo y aprender.


Lo interesante de este tipo de iniciativa es que se adaptan a los diferentes niveles de conocimiento que el interesado pueda tener. Hay cursos y talleres básicos para quien su inglés no va más allá de un thank you y otros avanzados, orientados generalmente a quienes quieren alcanzar fluidez en el habla o mejorar su acento porque sus actividades profesionales así lo exigen.

¿Por qué puede ser atractiva esta opción?

No se puede decir que las clases virtuales de idiomas sean algo nuevo, pero lo resaltante es que en esta ocasión lo están haciendo de manera gratuita.

Lo bonito de este tipo de iniciativas desinteresadas e incluso altruistas es que buscan que millones de niños, jóvenes y adultos puedan aprender inglés desde cero.

Exactamente, eso es lo más loable de este grupo de profesionales que han puesto sus conocimientos y estrategias para que todos puedan aprender inglés sin tener que gastar un solo euro. Solo se requiere voluntad para aprender, un dispositivo electrónico, buena conexión a Internet y dedicarle el tiempo necesario.


Aprovechar el tiempo en actividades enriquecedoras


Estar todo el día sentado pensando en lo que sucede solo acumula preocupaciones que finalmente pueden desencadenar en depresión u otras enfermedades tan peligrosas como la que se vive en la actualidad.


Dedicar unas horas todos los días al estudio, a incorporar conocimientos, a superar barreras que hasta hace poco parecían infranqueables, ayuda a despejar la mente y descubrir que de lo negativo se puede sacar algo positivo.

No es momento de quedarse cruzado de brazos pensando en lo que se está perdiendo, es hora de salir adelante, de aprender un nuevo idioma y prepararse para afrontar los cambios que llegarán apenas pase el confinamiento.