En el siglo diecinueve, bajo el contexto del romanticismo,  tres autores nos presentan una literatura que habla de un mundo cambiado por los avances científicos y tecnológicos: Julio Verne, Mary Shelley y H.G. Wells son los iniciadores de la literatura de ciencia ficción; las figuras principales en las novelas de estos autores son los científicos locos (como Victor Frankestein o el capitánNemo)  que representan el riesgo al que se enfrenta el ser humano tratando de competir con Dios.
Con el paso del tiempo se tratan temas futuristas con naves espaciales y robots que facilitan la vida de los seres humanos.

Literatura de ciencia ficción

En Europa la ciencia ficción habla de un panorama perturbador en donde los avances científicos y tecnológicos favorecen la aparición de estados totalitarios que controlan al ser humano como en las novelas Un mundo feliz de Aldos Huxley y 1984 de George Orwell.

 Durante la Segunda Guerra Mundial y con la destrucción provocada por la bomba atómica, la perspectiva de la ciencia y tecnología en la literatura se vuelve totalmente pesimista y la destrucción del hombre por el hombre parece inminente. Surgen novelas como Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, El fin de la infancia de Arthur C. Clarke o Soy Leyenda de Richard Matheson.
 En el presente una de las temáticas principales es la muerte de Dios, como los hombres pueden disponer de la vida y muerte de otros hombres entonces la existencia de la especie humana está sometida al capricho de los que ostentan el poder.