Primer Grado

¿Cómo escribo un cuento para mi tarea?


¿Te dejaron de tarea escribir un cuento y no sabes cómo hacerlo? Puedes seguir unas pautas básicas para crear tu historia

 

Cómo escribo un cuento para mi tarea

 

Las partes de un cuento (en su estructura básica) son:
Introducción: se presenta la normalidad de la historia, esta normalidad se verá alterada en el nudo del cuento.
Desarrollo o nudo: se altera la normalidad, suceden los hechos más importantes de la historia.
Desenlace: es la solución de la historia. Se puede terminar con un final abierto.

Podrías llenar hojas narrando situaciones, paisajes o haciendo reflexiones, pero eso no es una historia. Una historia necesita de un conflicto, de un problema que se tiene que resolver, un gran conflicto. Todas las grandes historias nos hablan de personajes con problemas por resolver.

El señor de los anillos, por ejemplo, tiene miles de páginas que nos hablan de Frodo y el problema de destruir el anillo de poder.
Las historias necesitan un dilema, una confrontación y una resolución, el problema se resuelve, no necesariamente tiene que haber un final feliz, pero sí debe haber un final.
Al plantear el dilema al inicio de tu libro les dices a tus lectores de qué va la historia, después viene la confrontación, que mantiene a tus lectores en suspenso, interesados en saber cómo terminará la novela, y por supuesto, el cierre que es el final de la historia.
¿De qué hablarás? Puedes inspirarte en hechos cotidianos, intenta poner a personajes comunes en un aprieto: ¿qué pasaría si un grupo de amigos se quedan encerrados en el auditorio de la escuela? ¿qué pasaría si un día despierta un adolescente y se da cuenta que toda la humanidad ha desaparecido?
No temas en pensar las situaciones más inverosímiles, recuerda que puedes incorporar magia y fantasía a tu historia.
Ya que decidas el tema de tu cuento sigue las pautas de la estructura básica del cuento y desarrolla tu historia con una Introducción (en donde puedes narrar el momento previo al conflicto), desarrollo (en donde surge y crece el problema) y un final (se resuelve positiva o negativamente la situación)
Decide que tipo de narrador vas a utilizar para contar tu historia y ponte a escribir.
Revisa tu texto (concordancia, reglas de puntuación, ortografía, desarrollo de la historia, etc) y corrige lo que sea necesario.
¿Te sirvió la información? Compártela con tus amigos. Gracias a tu participación ESTUDIA Y APRENDE llegará  a más estudiantes.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *