El 21 de septiembre de 1551 se crea, por Cédula Real expedida por Felipe II, la Real y Pontificia Universidad de México. Los cursos se inauguran el 25 de enero de 1553 siendo virrey Don Luis de Velazco.

La universidad en la Nueva España

Antes de la creación de la Real y Pontificia Universidad, los seminarios eran las Instituciones Educativas de nivel superior, obviamente sólo los futuros sacerdotes podían recibir instrucción en estos espacios. Fray Juan de Zumárraga y el Virrey Don Antonio de Mendoza inician las gestiones para la creación de una Universidad.
Al inicio de sus actividades la Real y Pontificia Universidad de México estableció un sistema educativo similar a la Universidad de París en Francia, con una metodología didáctica tradicional medieval-escolástica. 
En un principio la Universidad tenía pocos estudiantes pero el prestigio de sus egresados era muy grande. Asistir a la Universidad era costoso y la instrucción estaba reservada para los varones que podían obtener un título de bachiller, licenciado o doctor.
El vicepresidente Valentín Goméz Farías clausura la Universidad en 1833 y fue cerrada definitivamente en 1865.
CASA DE LA MONEDA EN LA NUEVA ESPAÑA: 
El Virrey Antonio de Mendoza, establece la primera Casa de la Moneda en la Nueva España el 11 de mayo de 1535. Las primeras monedas acuñadas en México fueron llamadas Macuquina, eran de forma y peso irregulares, en una de sus caras tenían una cruz, dos leones y dos castillos y en la otra el nombre del rey, estas monedas circularon entre 1537 y 1731.
A partir de 1732 y hasta 1771 las monedas fueron circulares y tenían, en una cara, el escudo de armas de España entre las columnas de Hérculas con la leyenda «Non plus ultra»
De 1772 a 1821 circulan las monedas llamadas de busto porque en una de sus caras estaba la efigie del rey.