Tercer Grado

El gobierno en la Nueva España


El gobierno de la Nueva España estaba dividido en dos esferas: una autónoma, con autoridades indígenas, y otra dependiente de la Corona, con autoridades españolas.

El gobierno en la Nueva España

Dentro del gobierno español se encontraban los corregidores, encargados de recaudar tributos, vigilar la administración, la moral pública, el transporte, castigar a los criminales, imponer impuestos, evitar que los comerciantes cometieran abusos, entre otras cosas.
Cuando se fundan ciudades y villas se establecen en ellas ayuntamientos. El cabildo se integra por alcaldes y regidores, elegidos en un principio por elección popular, después la Corona otorgó los cargos a perpetuidad.
La justicia era impartida por los alcaldes ordinarios, las personas que gozaban de poder y fuero no se sometían a la acción de la justicia. En el cabildo también había un abogado y un escribano.
La Iglesia tuvo un gran poder en la Nueva España y sus Tribunales de la Santa Inquisición tenían jurisdicción en las tierras de la Nueva España y Perú, se encargaba de evitar que la herejía y brujería se extendieran por el Nuevo Mundo.
La Iglesia contribuyó  a la creación del arte en la Nueva España, tanto en la arquitectura (monasterios, iglesias, capillas), pintura (frescos en conventos) y literatura tanto en poesía como narrativa.
¿Te sirvió la información? deja tus comentarios. Recomienda este sitio a tus amigos. Gracias a tu participación ESTUDIA Y APRENDE servirá a más estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *