Estudiar inglés es vital para tener una proyección laboral de futuro. Según los expertos, la mejor forma de aprender este idioma es en otro país, donde las circunstancias sociales y laborales obliguen al alumno a esforzarse de forma natural

Es toda una aventura, pero si se quieren obtener verdaderos y profundos conocimientos de la lengua inglesa, lo más aconsejable es hacer las maletas y buscar un país que hable este idioma, que sea atractivo de conocer, seguro y, si puede ser, no demasiado caro. Malta es un buen ejemplo para estudiar inglés y disfrutar plenamente del entorno. Pero, no es el único, existe una amplia variedad de destinos donde aprender esta lengua será un verdadero placer.

Estudiar ingles fuera de España, una experiencia inolvidable y productiva

Aprender inglés en un destino ideal

No hay más remedio que aprender inglés si se quiere tener acceso a un mercado laboral más especializado. Pero también es muy útil para pasar unas vacaciones en el extranjero, hacer amistades a lo largo y ancho del mundo por internet. Así mismo, resulta imprescindible para entender el funcionamiento de la mayoría de aparatos electrónicos, software y demás elementos y productos tecnológicos cuyas características y funcionamiento no vienen en español y sí en inglés.

Tener el dominio de esta lengua no tiene por qué ser ni tedioso ni llevar demasiado tiempo conseguirlo. La clave está en llevar a cabo una inversión completa en el idioma, algo que solo se consigue si se viaja a otro país y el alumno tiene que realizar todas las actividades sociales y laborales en este idioma. Elegir el lugar más adecuado es solo cuestión de conocer las prioridades del alumno; seguridad, lugares que merezca la pena visitar, ciudadanos amables, precios reducidos…

Malta, la ubicación perfecta para estudiar inglés

No es casualidad que exista un progresivo aumento de interés por aprender inglés en Malta, ya que la ubicación y el entorno son perfectos para no distinguir entre un tiempo dedicado a estudiar o a las vacaciones.

Malta se ha colocado entre los destinos más demandados para estudiar inglés. Este archipiélago en medio del mar Mediterráneo invita a disfrutar del entorno y de un clima inmejorable para que, de este modo, no pese estudiar el idioma.

Además, la excelente calidad de sus escuelas de inglés es referente en Europa. Academias que no tienen competencia alguna en cuanto a precios, manejo de información y métodos de enseñanza innovadores para que el alumno aprenda más rápidamente y de la forma más entretenido posible.

Las razones por las que estudiar inglés en Malta es todo un privilegio

Malta pertenece a la Comunidad Europea por lo que se reciben todos los beneficios de ser ciudadano europeo, algo que no se consigue en Inglaterra o Irlanda.

Malta es un centro turístico de gran calidad, aquí se pueden realizar todo tipo de actividades acuáticas, con una gran y variada oferta cultural. Este tipo de actividades facilitan la sociabilidad y, por tanto, la práctica en un entorno real del idioma, algo que está considerado como ideal para aprender rápidamente.

Esta isla no es cara, la relación calidad precio es inmejorable, además, el nivel de vida que tiene también es excelente. No hay peligro en sus calles y la gente es extremadamente amable, con una pronunciación del inglés fluido y pausado, perfecto para el aprendizaje. La temperatura se mantiene estable prácticamente todo el año. Por último, cabe reseñar los numerosos lugares para visitar y disfrutar, así como su historia basada en el paso de diferentes culturas mediterráneas que hacen de Malta un lugar muy interesante para descubrir.

Otros destinos extranjeros para aprender inglés

Inglaterra, Irlanda, Estados Unidos y Malta están considerados como los tres mejores destinos para aprender inglés. Sin embargo, todo va a depender de las prioridades del estudiante, si quiere ver y conocer un país, si necesita estar trabajando, si tiene un interés especial por su cultura o actividades lúdicas…

En la página web trabajar por el mundo se ofrece una lista de destinos inmejorables para lograr el objetivo de aprender esta lengua y el motivo por el que sería una buena elección. Los valores principales para crear esta lista son los de calidad de las escuelas de idiomas, lugares para visitar, relación calidad precio, actividades lúdicas y sociales, posibilidades de encontrar trabajo… Y es que, como se ha comentado, el interés por cada destino en concreto dependerá de las características y necesidades del alumno.

¿Cómo elegir con acierto el destino para aprender inglés?

Si las condiciones económicas lo permiten, pues este será el primer valor a considerar, la elección debería ser un destino que realmente le guste al estudiante, ya que el que se sienta bien y cómodo, que le atraiga el entorno y disfrute del lugar es necesario para que pueda dedicarse al estudio con garantías de éxito.

El segundo valor de importancia debería ser la oferta formativa disponible. Para esto, lo primero que hay que hacer es una labor de investigación sobre que escuelas existen y cuáles son sus métodos pedagógicos, además de conocer las actividades extra que realizan durante el curso.

Otros factores a considerar son el coste total de la estancia, viaje, formación y resultados obtenidos (según la experiencia de otros alumnos), así como los requisitos legales de entrada y permanencia en el país.